Publicidad:

jueves, 20 de agosto de 2015

Alexis Tsipras anuncia su dimisión y convoca elecciones anticipadas.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras anuncia su dimisión tras presentarla al presidente de la República, Prokopis Pavlópulos, y conversar por teléfono con los líderes políticos.



El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha anunciado este jueves su dimisión y la celebración de elecciones anticipadas el próximo 20 de septiembre.

El magnate multimillonario George Soros está detrás de Podemos y Syriza: http://elmetropolitanodemadrid.blogspot.com.es/2015/07/el-magnate-multimillonario-george-soros.html

Según un sondeo de YouGov, Demócratas de Suecia ganaría las elecciones en Suecia.



lunes, 17 de agosto de 2015

Tsipras pone a Grecia en manos de un ex Lehman Brothers.

  • Durante más de 20 años ocupó cargos ejecutivos en Lehman Brothers.

  • Ha redactado personalmente el proyecto del Fondo de Privatizaciones griego. 


    La canciller Angela Merkel ha reconocido en público que la actitud en la negociación y el trabajo constructivo del gobierno griego es mucho mejor ahora que hace unos meses. A simple vista, podría parecer que la salida del ministro heleno de Finanzas Yanis Varoufakis ha tenido un efecto balsámico sobre el curso del tercer rescate a Grecia, pero examinadas al microscopio las últimas negociaciones se observa otro factor determinante y que causa, según el despacho de Berlín en que se pregunte, reacciones de perplejidad, indignación o rechifla: el hombre que ha estado escribiendo estas últimas semanas los papeles que Alexis Tsipras envía a Bruselas y al Ministerio de Finanzas alemán no es otro que Glenn Kim, el mismo que durante más de 20 años ocupó cargos ejecutivos en Lehman Brothers.
    "Quién sabe por qué Tsipras ha puesto el diseño de su nueva política fiscal e manos de alguien con semejante curriculum, sin duda resulta toda una paradoja, pero el caso es que resulta un interlocutor bastante más efectivo que Varoufakis y ha conseguido desatascar algunos grandes nudos", comenta a título particular un funcionario alemán de Finanzas.


    Tras la quiebra del banco de inversión que desencadenó la gran crisis financieras cuyos lodos sufrimos todavía, Kim siguió dos años más cobrando de Lehman Brothers y negociando la liquidación. Después ha realizado trabajos de asesoría para los fondos de rescate europeos y ha participado en la redacción del plan gubernamental islandés sobre el control de capital tras la bancarrota. Actualmente figura como asesor del gobierno griego y Tsipras le ha confiado por completo las últimas negociaciones llevadas a cabo los días 12 y 13 de julio en Bruselas. 


    Ha redactado personalmente el proyecto del Fondo de Privatizaciones griego y ha presentado contrapropuestas de su puño y letra al equipo negociador alemán, aparentemente con patente de corso del gobierno al que representa. Según algunas informaciones, en los momentos más críticos de la negociación Kim ha sido convocado a la mesa en la que ultimaban detalles Tsipras, su ministro de Finanzas Euklid Tsakalotos, la canciller alemana y el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk. Se trataba de una reunión bajo el formato 'Principal plus two' que tenía lugar en el último piso del edificio Justus Lipsius, el 12 de julio, en un área de seguridad nivel 80. El propio Kim había reconocido en días anteriores y desde su iPhone encontrarse en villa Maximos "helping Euklid" y el periódico griego To Vima le atribuye unos honorarios de 125.000 euros mensuales procedentes del erario público heleno.

    En la sombra.

    Un portavoz de la Cancillería de Berlín, después de que Glenn Kim fuese mencionado por el diario 'Welt am Sonntag', ha negado que su nombre sea conocido por Angela Merkel. El recién llegado al cargo y todavía inexperto Tsakalotos ha evitado comentar la participación de Kim en las negociaciones, pero lo cierto es que "el banquero de inversión no solamente asesora al gobierno griego sino que en un momento clave de las negociaciones, Tsipras le ha transferido una responsabilidad tangible.
     
    Desde el punto de vista alemán, francés o español, quizá no sea más que otra de las paradojas Tsipras, pero desde el punto de vista griego es muy diferente", denuncia el analista Olaf Gersemann, "poruqe Tsipras, el socialista que ha prometido una política radical a su electorado, se está poniendo en manos de un hombre cuya trayectoria profesional personifica ese mundo de codicia que ayudó a desencadenar la crisis financiera y, en última instancia, la gran crisis de la deuda griega".


    Glen Victor Kim nació en 1963 en Los Ángeles, como hijo de inmigrantes procedentes de Corea que trabajaban como profesores. Estudió en la respetable Universidad de Rice en Houston, Texas, y desde los 23 años se formó profesionalmente en Lehman Brothers, que fue enviándolo consecutivamente a sus plazas orientales. Cinco años en Tokio, dos en Nueva York y otros siete en Hongkong. Llegó a vicepresidente y managing director en Londres. Ejecutivas que trabajaron allí con él lo describen como "bien conectado" y "profesional de los acuerdos", especializado en Financiación estatal. Después fue uno d elos muchos banqueros de inversión que se vieron en la calle y se ofrecieron al mejor postor. 


    Ha trabajado también para la Agencia de Finanzas alemana, empaquetando deuda para ser vendida. En su perfil de Linkedin figura solamente como asesor de LJ Capital en Londres, el brazo de inversiones de LJ Group, una oficina que se ocupa de la administración de fortunas privadas con sede en Londres y oficinas en Ginetra, Lisboa Singapur, Neuchatel y la isla de Man. Para el gobierno griego, sin embargo, trabaja a título independiente.

martes, 11 de agosto de 2015

Un padre deja que su hija se ahogue en Dubai antes que ser tocada por un socorrista.

 
El padre de una joven de 20 años prefirió que su hija se ahogara en una playa de Dubai antes de que dos socorristas desconocidos la rescataran. Así lo ha informado un alto funcionario en una historia que ha publicado el diario ‘Emirates 24/7′.

El teniente coronel Ahmed Burqibah, director adjunto del Departamento de Búsqueda y Rescate de la Policía de Dubai, relató a los medios que el progenitor, de origen asiático, había llevado a su esposa e hijos a la playa para una comida al aire libre. “Ambos estaban nadando en la playa cuando la joven empezó a ahogarse y gritó pidiendo ayuda”, afirmó.

En ese momento, dos socorristas salieron al rescate, sin embargo el padre les impidió llegar a socorrerla. “El hombre asiático consideraba que si estos hombres tocaban a su hija, sería deshonrada, ya que eran extraños. Este pensamiento le costó la vida”. De constitución corpulenta, el padre se puso violento y comenzó a tirar de los dos hombres. “Les dijo que prefería a su hija muerta antes que tocada por un hombre extraño”, confirma el teniente coronel.

martes, 4 de agosto de 2015

Rumanía condena a 20 años al director de una cárcel comunista.


Alexandru Visinescu, director durante casi ocho años del penal de Ramnicu Sarat, una de las cárceles más oscuras de la época comunista en Rumanía, ha sido condenado este viernes a 20 años de prisión por crímenes contra la humanidad. La condena a Visinescu (89 años), al que la fiscalía acusaba de la muerte de al menos 14 personas y de someter a los prisioneros bajo su cargo a condiciones “destinadas a destruirles física y psicológicamente”, es la primera de este tipo en un país que 25 años después de la muerte del dictador Nicolae Ceaucescu y la caída del régimen comunista se resiste a ajustar cuentas con su pasado.

El antiguo carcelero, para el que la fiscalía pedía 25 años de reclusión, siempre ha defendido su inocencia y ha argumentado que “obedecía órdenes” de sus superiores. Los jueces han dictaminado, sin embargo, que es responsable directo de 12 muertes, así como de torturas y “trato inhumano” (considerados delitos de lesa humanidad) a varios prisioneros. Por ello tendrá que pagar —y si no, el Estado, como responsable civil subsidiario— además alrededor de 300.000 euros a las familias de algunas de sus víctimas.

Ahora, Visinescu tiene diez días para recurrir la condena. Y “probablemente” lo hará, según su abogado. Si el Tribunal Supremo confirma la pena, el hombre —que también ha sido despojado del grado de teniente coronel— cumpliría solo un tercio de los 20 años indicados (algo más de seis), debido a su edad.

Quien hoy es un anciano enjuto y de mirada tosca, manejó con mano de hierro Ramnicu Sarat entre 1956 y 1963, durante parte del régimen estalinista de Gheorghe Gheorghiu-Dej —1945-1964, los llamados años negros —, el antecesor de Ceaucescu. Por el penal, conocido como “la prisión del silencio” debido al régimen de aislamiento al que se sometía a los internos, a quienes se prohibía incluso hablar, pasaron decenas de detenidos de la élite política e intelectual de Rumanía.

En Ramnicu Sarat (al este del país) muchos enfermaron tras las torturas y castigos a los que los guardas les sometían. Otros murieron por el frío, las enfermedades y la falta de alimento, según recogen los documentos y testimonios recopilados por el Instituto para la Investigación de los Crímenes del Comunismo (IICCMER), el organismo que puso a la fiscalía de Bucarest sobre la pista de Visinescu. Más de 600.000 personas —intelectuales, oficiales, religiosos, opositores políticos— pasaron por prisiones o campos de detención en Rumanía, según el IICCMER. Muchos murieron. Otros tantos fueron torturados. Nadie, salvo un puñado de oficiales de alto rango, condenados en los noventa y puestos en libertad por motivos de salud, ha respondido por los crímenes cometidos durante más de cuarenta años de dictaduras comunistas.

Ion Eremia pasó seis años en la prisión del silencio. El antiguo general fue detenido por escribir un ensayo satírico considerado anticomunista e internado casi inmediatamente en Ramnicu Sarat. Cuando salió, cuenta Nicoletta Eremía, apenas podía vocalizar y había adelgazado tanto que parecía un esqueleto. “Además, le faltaban casi todos los dientes”, afirma en una conversación telefónica desde Bucarest. Los que no le arrancaron durante las torturas los perdió por las deficientes condiciones sanitarias.

Nunca se recuperó de aquello. Eremia murió hace 13 años, pero su caso es uno de los que ha motivado la condena a Visinescu. Una sentencia que, según su esposa, llega demasiado tarde. “Esto tenía que haberse juzgado en 1989 [año en que Ceaucescu fue ajusticiado]. No puedo estar satisfecha, porque sé que el torturador recurrirá y probablemente nunca entre en prisión. Aunque lo hiciera, jamás será algo tan horrible como lo que vivieron mi esposo y otros detenidos”, insiste.